PePe Rosales

PePe Rosales.

Soy José pero me llaman PePe. Ya imagináis de quién vengo siendo. Contra viento y marea. Al mal itempo buena cara.

La Coruña, Galicia y sobre todo España.


#ComandanciaDeObras. Rosa Gallego exige a Ferreiro que cumpla la MOCIÓN para poner fin a 8 meses de okupación ilegal de la Comandancia donde se realizan obras y actividades ilegales. Que deje de proteger a los okupas ilegales y que proteja a los coruñeses que están desocupados por su desastrosa gestión.
El GMPP presenta alegaciones al Presupuesto para 2018 que suponen modificaciones por casi 53 millones de euros que incluyen 10,5 millones para las personas, 24,4 millones para los barrios, 3,1 millones para las asociaciones, 11 millones en bajas y 4 millones de nuevos ingresos.
Presupuestos Rosa Gallego: "Ferreiro ha logrado que el presupuesto de 2018 sea aún peor que el de 2017 porque no resuelve ni un problema real de los coruñeses y los empeorará porque sube los impuestos a cambio de nada".

miércoles, 20 de diciembre de 2017

BALANCE DEL AÑO 2017


GALLEGO CRITICA EL DESASTROSO 2017 DE UN FERREIRO QUE ENTRA EN TIEMPO DE DESCUENTO Y ANUNCIA LOS CUATRO EJES POPULARES PARA 2018

Los problemas de los coruñeses siguen sin solución tras dos años y medio de amiguismo, anuncios que no se materializan, abandono de los barrios, actuaciones mediáticas sin beneficio para los ciudadanos y sectarismo.

En 2017 Ferreiro viajó en el audi oficial con chófer, batió el récord de facturas irregulares, subió el agua y el gasto en fiestas, retrasó el pago a empresas a pesar de adelantar el cobro del IBI y desistió de remunicipalizar bibliotecas.

Gallego anunció que el PP se centrará en 2018 en los barrios, apoyo a asociaciones, dinamización económica y el amiguismo de Ferreiro y confirmó que ya presentó en el juzgado el recurso por la adjudicación a dedo de la cárcel.



La portavoz del Grupo Municipal Popular, Rosa Gallego, acompañada por los concejales Populares, mantuvo esta mañana un encuentro de trabajo para hacer balance de la intensa labor de control y de oposición al gobierno de Ferreiro en 2017, basada en el seguimiento y denuncia de todas las actuaciones que hemos considerado mejorables y de la presentación de iniciativas y alternativas ante la parálisis en una gestión centrada en gestos de cara a la galería. “Ferreiro ya está en tiempo de descuento y los problemas de los coruñeses siguen sin soluciones tras más de dos años y medio de amiguismo, anuncios que no se materializan, abandono de los barrios, actuaciones mediáticas sin impacto real y sectarismo ideológico”.

La portavoz recordó que el Grupo municipal ha elaborado propuestas a temas importantes como los impuestos municipales, los proyectos de los fondos europeos, los convenios con las entidades y asociaciones, el centro de salud de Santa Lucía, la cubierta de Riazor, el transporte metropolitano, la fachada marítima, el mantenimiento de los barrios o seguridad ciudadana. “Hemos presentado en el Pleno todas las mociones y las preguntas orales que nos permite el Reglamento municipal así como aportaciones y alegaciones a todos los asuntos importantes, que Ferreiro rechaza una y otra vez por puro sectarismo y prefiere perjudicar a los ciudadanos con tal de no rectificar ni reconocer sus errores. Estamos solos en la labor de oposición, como se puede comprobar en cada Pleno y como se pudo comprobar tras perder la cuestión de confianza, pero seguiremos trabajando para mejorar la vida de los coruñeses y para que nuestra ciudad vuelva a ser la locomotora socioeconómica de Galicia”.



Gallego considera que 2017 ha sido un desastre para la ciudad. Un año en el que Ferreiro ha batido el récord de facturas irregulares, en el que ha subido el agua a todos los coruñeses para aumentar el gasto en fiestas, en el que ha automodificado en 14 ocasiones su presupuesto, en el que adelantó el cobro del IBI e incumplió más que nunca el período medio de pago, en el que multiplicó por veinte el gasto en actividades tipo Colab, por dieciséis el de externalizaciones y por cinco el de propaganda, en el que no ha adoptado ni una medida para mejorar la movilidad, en el que reconoció la imposibilidad de remunicipalizar el servicio de bibliotecas incumpliendo su programa electoral y en el que Ferreiro se subió a los asientos de cuero del audi oficial con chófer para viajar a Portugal.

La Popular señaló que lo sucedido con la antigua cárcel es un resumen perfecto de una gestión basada en el amiguismo y la falta de transparencia, al adjudicar del uso de un edificio público mediante unas bases a dedo a una asociación de la que formaron parte varios concejales y asesores e intentando darle un aire de legalidad. “Tras inadmitir el recurso que presentamos, anunciamos que llevaríamos este asunto a la justicia y hoy puedo anunciar que ya hemos presentado el recurso en el juzgado. Es un escándalo sobre el que Ferreiro tiene que dar muchas explicaciones a los coruñeses. Quien tenía que gestionar este espacio debería ser el Ayuntamiento y no cedérselo a una asociación con la que no pudo competir nadie mediante bases a dedo y valoraciones hechas por personas vinculadas a la oferta presentada”.



Gallego mostró su preocupación por la situación en la que se encuentra la ciudad y que no mejorará el próximo año, con un presupuesto que hay que prorrogar por tercer año consecutivo a pesar de que el Psoe anunció su apoyo al de 2018 y “a 20 diciembre no nos ha dado un solo papel para que no podamos denunciar dedazos, despilfarro y su falta de ideas y propuestas, porque ya hemos visto que Ferreiro baja la renta social y las inversiones y aumenta el gasto en fiestas” y anunció que el Grupo Popular centrará su actividad el próximo año en cuatro grandes ejes:



Plan de choque para los Barrios: La suciedad, las ratas, los baches, los pasos de peatones borrados, la falta de propuestas para mejorar la movilidad, la desaparición de la policía de barrio o el ninguneo a las asociaciones vecinales, son la confirmación de que los barrios de nuestra ciudad están abandonados por la falta de mantenimiento y por las nulas inversiones municipales y las trabas que pone a las de otras administraciones. “Continuaremos trasladando a Ferreiro todas las quejas de los ciudadanos aunque no las quiera oír, que cada año son más como se puede comprobar en el informe de 2016 de Sugerencias y Reclamaciones, porque no nos podrá callar a pesar de todas las trabas y obstáculos que nos pone para que no podamos realizar nuestra labor de oposición”.

Apoyo a Asociaciones y Colectivos: seguiremos reivindicando que como mínimo se mantengan los mismos convenios que con el anterior Gobierno municipal y que se paguen en tiempo y forma porque Ferreiro retrasa los pagos, ahogando a muchas asociaciones que no pueden realizar sus actividades por falta de ayudas. También apostaremos por mejoras de los locales municipales que usan estas asociaciones, en muchos casos con problemas de mantenimiento y de espacio. “Ferreiro se preocupa de que sus amigos estén cómodos en la antigua Comandancia o en la antigua prisión provincial, pero se despreocupa de los colectivos que no son afines a la Marea”.

Dinamización económica: A Coruña es la ciudad de Galicia con peores datos del paro registrado en el Inem y de la tasa de paro recogida en la Epa y sin embargo vemos que Ferreiro sólo se preocupa por actuaciones mediáticas sin impacto real y por poner problemas a quienes pueden impulsar la economía de la ciudad. Las trabas para las licencias, los retrasos en los pagos de los convenios, la inejecución de las inversiones –por cada millón se generan 63 puestos de trabajo directos e indirectos y Ferreiro está privando a los coruñeses de más de cinco mil empleos al no ejecutar 88 millones para inversiones entre 206 y 2017- contribuyen en gran manera a que A Coruña sea la ciudad gallega que peor se comporta en empleo. “Insistiremos en que toca bajada de impuestos para ayudar a la economía de los coruñeses, en especial la de quienes lo están pasando peor, y estaremos vigilantes para que se ejecute el presupuesto, en especial las partidas de empleo, comercio y mercados, y sobre todo el de inversiones porque los coruñeses están hartos de que Ferreiro prometa cada año millones de euros en obras y luego se quede en anuncios”.

Lucha contra el amiguismo: más de trescientos mil euros en contratos municipales para firmantes de la Marea mediante adjudicaciones directas o contratos menores; pasividad ante la okupación ilegal de la Comandancia de Obras que ya ha cumplido un año poniendo en peligro la inversión de 2,5 millones del Estado para su rehabilitación; adjudicación a dedo del uso de la antigua cárcel a un colectivo del que formaron parte concejales y asesores de la Marea, etc. “Insistiremos en que Ferreiro debe publicar en la web municipal todos los contratos menores de cualquier importe gestionados directamente por las concejalías, que le han negado a la oposición a pesar de haberlos solicitado reiteradamente, y así mejorar la transparencia municipal tras descender 17 puestos en 2016 respecto a 2014 en el ranking de Transparencia Internacional. En realidad, la transparencia y la participación de Ferreiro son de cartón piedra”.


Para finalizar, Gallego exigió Ferreiro un cambio de actitud porque no retorna a los coruñeses lo que les cobra en tributos y ha llevado a la ciudad al furgón de cola socioeconómico, teniendo en cuenta la baja ejecución del Presupuesto, la escasa inversión, el empeoramiento de los servicios y el elevado gasto en fiestas y que está más preocupado en promocionarse y hacer campaña que en gestionar y prestar de forma óptima los servicios que más afectan a los vecinos.