Partido Popular de Los Rosales

Afiliados y simpatizantes del Partido Popular de Los Rosales.

Rosa Gallego califica el primer año de gobierno de la Marea, como el año de la paralización de la ciudad y del fraude económico, fraude social, fraude con los funcionaros, fraude con la transparencia, fraude con los barrios, fraude con el empleo, fraude con la participación, fraude con la movilidad......
Presupuestos 2017 Rosa Gallego: "quienes presumen de carácter social, recortan a nuestras entidades benéfico-sociales que prestan servicios esenciales a los coruñeses".

#ComandanciaDeObras. Rosa Gallego exige a Ferreiro que cumpla la MOCIÓN para poner fin a 8 meses de okupación ilegal de la Comandancia donde se realizan obras y actividades ilegales. Que deje de proteger a los okupas ilegales y que proteja a los coruñeses que están desocupados por su desastrosa gestión.

La foto de familia del chiringuito

La foto de familia del chiringuito

viernes, 17 de febrero de 2017

RIAZOR. REUNIÓN CON EL R.C.DEPORTIVO

EL PP EXIGE A FERREIRO QUE DIMITA TRAS EL PLANTÓN AL CLUB Y AL DEPORTIVISMO Y CONOCER LOS DOCUMENTOS QUE CONFIRMAN SU ESTAFA CON LA OBRA DE LA CUBIERTA

Ferreiro debe pedir disculpas y dimitir tras conocerse los documentos del expediente, entre ellos el informe de la UDC, que avalan la viabilidad del contrato de 2015 y deniegan reiteradamente la suspensión de las obras.

Ferreiro debe pedir disculpas y dimitir porque convocó la reunión y el día antes llamó al presidente para decir que iba a Lugo a una reunión intrascendente y no dar la cara.
Ferreiro debe pedir disculpas y dimitir porque la reunión fue un paripé municipal que sólo confirmó que hasta mediados de 2018 no habrá obras, como denunció el PP.

Ferreiro debe pedir disculpas y dimitir porque se ha sometido a los intereses de la adjudicataria y anuló el contrato sin solicitar una indemnización a la empresa.

Ferreiro debe pedir disculpas y dimitir por decir públicamente el 21 de junio que no había peligro tras anular el contrato, cuando se comprobó que no era cierto.


El concejal del Grupo municipal Popular Martín Fernández Prado considera que Ferreiro debe presentar su dimisión tras el plantón al club y al deportivismo en la reunión del miércoles, el retraso de tres años en la obra de la cubierta y los documentos del expediente que confirman la viabilidad de la obra de 2015 y el capricho político en su anulación, y por tanto que Ferreiro lleva estafando al deportivismo dos años con la obra.


(Imagen de la reunión del Eixo Atlántico en Lugo)
Ferreiro debe pedir disculpas y dimitir porque convocó la reunión con el Deportivo y el día anterior llamó al presidente para comunicarle su ausencia porque iba a Lugo a una reunión a la que podía haber acudido cualquier otro concejal. “La llamada, de la que informó el Deportivo y que Ferreiro ocultó, prueba que tenía previsto estar pero que cambió de opinión el día antes para no dar la cara. Ferreiro prefirió ir a Lugo a una reunión de trámite en lugar de dar explicaciones al deportivismo y pedir disculpas por su capricho político. Ferreiro no da la cara porque no gobierna y cuando hay temas importantes ni está ni se le espera, como el de la cubierta, que no es una obra más porque afecta a miles de personas, o la negociación de los presupuestos”.

Ferreiro debe pedir disculpas y dimitir porque la reunión sólo fue un paripé de la Marea con fines mediáticos para intentar lavar su imagen y en ella, además, se confirmó que hasta mediados de 2018, con suerte, no comenzarán las obras, tal y como denunció el PP, por lo que no estarán finalizadas hasta finales de 2020. “El Gobierno Popular contrató un informe del estado de la cubierta en 2011, en 2012 decidió y presupuestó las actuaciones a seguir además de sustituir 600 m2, en 2013 encargó el proyecto de reforma, en 2014 licitó la obra y en 2015 la adjudicó y la dejó firmada. Son tres años de retraso ya que de haberse respetado el contrato, las obras estarían finalizadas este verano y no se producirían los problemas ocasionados por Ferreiro poniendo en peligro a los deportivistas que van al estadio y a los ciudadanos que pasean por las inmediaciones, como se ha comprobado”.

Ferreiro debe pedir disculpas y dimitir tras confirmar el PP la estafa que se puede comprobar en los documentos del expediente, entre ellos el informe de la UDC, que avalan la viabilidad. Fernández Prado exhibió documentos como:

1.-Acta de replanteo de 17 de junio de 2015, firmada por promotor, dirección de obra y adjudicataria, que dice textualmente: “se verifica que la ejecución del proyecto es viable (…) y sin reserva por parte del contratista”.

2.-Informe de 13 de enero de 2016 firmado por la dirección facultativa que dice textualmente: “Se considera que las objeciones indicadas en el informe pueden ser resueltas adecuadamente en base a los planteamientos del proyecto de ejecución y de la oferta técnica realizada por la constructora”.

3.-Informe de 1 de marzo de 2016 del Servicio municipal de Edificación que dice textualmente: “se solicite al contratista la continuación de las mismas en los términos establecidos en el proyecto y en su oferta (…) en relación a la solicitud de la empresa adjudicataria de suspensión temporal total se propone su desestimación al entenderse resuelta la incidencia surgida. Asimismo se propone se solicite al contratista la presentación a la mayor brevedad posible del programa de trabajo”.

4.-Informe de 22 de abril de 2016 elaborado por dos catedráticos y un profesor de Estructuras de la Escuela de Arquitectura de la UDC, que dice textualmente que “las obras de reparación de las cubiertas del estadio de Riazor son completamente viables desde un punto de vista técnico”.

5.-Informe de 29 de abril de 2016 del Servicio de Edificación que dice textualmente: “se solicite al contratista la continuación de las obras en los términos establecidos en el proyecto y en su oferta (…) en relación a la reiteración de la solicitud de la empresa de suspensión temporal total se propone su desestimación (…) y se le solicite la presentación a la mayor brevedad posible del programa de trabajo”.

6.-Escrito de 10 de mayo de 2016 que el Ayuntamiento traslada a la empresa y que dice textualmente “desestimar la solicitud de suspensión de la ejecución del contrato de obra (…) ratificar que el objeto a ejecutar del contrato administrativo de obra firmado por Dragados SA es el proyecto redactado por D. Javier López Pita (…) desestimar cualquier derecho indemnizatorio a favor de la contratista (…) requerir a Dragados para que en el plazo de 10 días hábiles a contar desde la notificación del presente acuerdo, presente el programa de trabajos”..

Ferreiro debe pedir disculpas y dimitir porque, por lo expuesto en los documentos, se ha sometido a los intereses de la adjudicataria al anular el contrato sin solicitar una indemnización y devolviéndole el aval de 107.000 euros, perjudicando a los aficionados que continuarán sufriendo las consecuencias del retraso injustificado hasta 2020.

Por último, Ferreiro debe pedir disculpas y dimitir por decir públicamente el 21 de junio que no había peligro tras la anulación del contrato, cuando se acaba de comprobar que no era cierto:
http://cadenaser.com/emisora/2016/06/21/radio_coruna/1466511822_543083.htm

URBANISMO
Fernández Prado también se refirió a las declaraciones del concejal de Urbanismo en las que cuestiona la legalidad de actuaciones del funcionariado de su área y exigió al edil de la Marea “que se disculpe públicamente con los funcionarios por sus acusaciones, porque ya está bien de cargar contra los empleados públicos para intentar tapar su propia incompetencia”.

Prado recordó que no es la primera vez que la Marea carga contra los funcionarios, a los que llegaron a calificar como “orcos” y que los que anunciaron que iban a confiar en los empleados municipales están llenando el ayuntamiento de cargos de otras administraciones y encargando la redacción de pliegos a empresas externas.


Por tanto, el Grupo Popular exige a Ferreiro que su concejal de Urbanismo se disculpe con los funcionarios municipales y finalizó señalando que también el colectivo de arquitectos está molesto con el concejal por cuestionar su capacidad profesional para realizar proyectos y trámites urbanísticos provocando desconfianza en sus clientes. Cuando uno es concejal tiene que resolver los problemas de los ciudadanos y no creárselos.