PePe Rosales

PePe Rosales.

Soy José pero me llaman PePe. Ya imagináis de quién vengo siendo. Contra viento y marea. Al mal itempo buena cara.

La Coruña, Galicia y sobre todo España.


#ComandanciaDeObras. Rosa Gallego exige a Ferreiro que cumpla la MOCIÓN para poner fin a 8 meses de okupación ilegal de la Comandancia donde se realizan obras y actividades ilegales. Que deje de proteger a los okupas ilegales y que proteja a los coruñeses que están desocupados por su desastrosa gestión.
El GMPP presenta alegaciones al Presupuesto para 2018 que suponen modificaciones por casi 53 millones de euros que incluyen 10,5 millones para las personas, 24,4 millones para los barrios, 3,1 millones para las asociaciones, 11 millones en bajas y 4 millones de nuevos ingresos.
Presupuestos Rosa Gallego: "Ferreiro ha logrado que el presupuesto de 2018 sea aún peor que el de 2017 porque no resuelve ni un problema real de los coruñeses y los empeorará porque sube los impuestos a cambio de nada".

martes, 13 de septiembre de 2016

SEGURIDAD CIUDADANA. ¿Y LA POLICÍA DE BARRIO?.

EL PP EXIGE AL ALCALDE POR HORAS Y RESPONSABLE DE SEGURIDAD EN RATOS LIBRES QUE SALGA DE MARÍA PITA, ESCUCHE EL CLAMOR DE LA XENTE DO COMÚN Y RECUPERE LA POLICÍA DE BARRIO

Los vecinos exigen policía local en los barrios por su labor preventiva ante los incidentes en A Silva, Palavea, Gaiteira, Agra del Orzán, Nuevos Juzgados, Los Rosales, Castrillón, Los Castros, Pescadería, Orzán y Centro, entre otras zonas.

Ferreiro siguió el más puro manual chavista en la respuesta a la pregunta oral del PP en el Pleno, desviando la atención con otros temas para acabar mintiendo al decir que hay la misma policía en la calle que antes, aunque sabe que no.

El lamentable balance de Ferreiro como responsable de seguridad es eliminar la policía de barrio, suprimir el dispositivo especial en zonas de ocio y declarar desierto el concurso de ideas para la construcción del nuevo cuartel.



El Grupo municipal Popular exige a Ferreiro que escuche a los vecinos, a la xente do común, que reclaman públicamente y de forma masiva que recupere la Policía de Barrio debido a la oleada de incidentes por toda la ciudad y a la pasividad de un alcalde por horas que dedica a seguridad ciudadana los ratos libres entre foto y foto, mientras hace oídos sordos a las reclamaciones vecinales para que la policía local vuelva a patrullar a pie por los barrios como hacía con el anterior gobierno municipal. Los coruñeses no entienden la decisión de Ferreiro de desviar a los agentes a otras funciones a pesar de que su efecto disuasorio es una de las principales herramientas de prevención.

El PP realizó una pregunta oral al respecto en el Pleno de ayer porque la escasa presencia de la Policía Local en la calle es una de las grandes preocupaciones coincidente en los últimos meses en muchos barrios en zonas como A Silva, Palavea, Gaiteira, Agra del Orzán, Nuevos Juzgados, Los Rosales, Castrillón, Los Castros y la zona Centro.

 Ferreiro respondió siguiendo el más puro manual chavista, dedicando su intervención a descalificar al PP hablando de otros asuntos para decir únicamente que hay la misma policía en la calle que antes, aunque Ferreiro sabe que no es cierto porque ha desviado policías de las patrullas de barrio a otras secciones.

A Ferreiro también le da igual que los vecinos de Pescadería, Orzán y los Cantones protesten por la supresión del dispositivo especial de control de ocio nocturno, que realizaba una labor preventiva en estas zonas de jueves a sábado y desde cuya desaparición han aumentado los incidentes.

Al respecto, es preciso recordar que con la Policía de Barrio puesta en marcha por el Gobierno municipal Popular se duplicó la media diaria de policías locales en los barrios al pasar de 50 a 95 agentes diarios en la calley con el dispositivo especial de control de ocio nocturno, formado por entre 5 y 8 policías locales, todos los jueves y sábados, de 23.00 hasta las 6.30 apoyados por dos coches patrulla y una pareja de paisano, se redujo de manera significativa el incumplimiento de las ordenanzas municipales y las peleas nocturnas que ahora han vuelto.

¿Qué ha hecho Ferreiro en más de un año al frente de la seguridad ciudadana? Eliminar la policía de barrio, suprimir este dispositivo especial en zonas de ocio y declarar desierto el concurso de ideas para la construcción del nuevo cuartel. 


Lo que está haciendo Ferreiro en materia de seguridad es dejadez de funciones, porque si dedica a la alcaldía las horas que le quedan entre viajes y reuniones electorales, mucho menos dedica a seguridad cuando una ciudad como A Coruña necesita un concejal de seguridad a tiempo completo y no uno que le dedica una hora a la semana.

El PP exige a Ferreiro que escuche el clamor ciudadano y en especial en A Silva, Palavea, Gaiteira, Agra del Orzán, Nuevos Juzgados, Los Rosales, Castrillón. Los Castros y la zona Centro y si no tiene tiempo para ser concejal de seguridad, que se deje de hacer viajes, de dedicarse sólo a las elecciones, de ser un alcalde a tiempo parcial o que delegue en otro concejal las competencias de seguridad.

No hay comentarios: