PePe Rosales

PePe Rosales.

Soy José pero me llaman PePe. Ya imagináis de quién vengo siendo. Contra viento y marea. Al mal itempo buena cara.

La Coruña, Galicia y sobre todo España.


#ComandanciaDeObras. Rosa Gallego exige a Ferreiro que cumpla la MOCIÓN para poner fin a 8 meses de okupación ilegal de la Comandancia donde se realizan obras y actividades ilegales. Que deje de proteger a los okupas ilegales y que proteja a los coruñeses que están desocupados por su desastrosa gestión.
El GMPP presenta alegaciones al Presupuesto para 2018 que suponen modificaciones por casi 53 millones de euros que incluyen 10,5 millones para las personas, 24,4 millones para los barrios, 3,1 millones para las asociaciones, 11 millones en bajas y 4 millones de nuevos ingresos.
Presupuestos Rosa Gallego: "Ferreiro ha logrado que el presupuesto de 2018 sea aún peor que el de 2017 porque no resuelve ni un problema real de los coruñeses y los empeorará porque sube los impuestos a cambio de nada".

martes, 6 de septiembre de 2016

EL GMPP PREGUNTARÁ A FERREIRO POR LA POLICÍA DE BARRIO, LA SUCIEDAD, CENTRO SALUD.......

EL PP PREGUNTARÁ A FERREIRO EN EL PLENO POR LA SUCIEDAD EN LA CIUDAD, LA DESAPARICIÓN DE LA POLICÍA DE BARRIO Y EL BLOQUEO A INVERSIONES DE OTRAS ADMINISTRACIONES

Los populares preguntarán en el Pleno por las quejas vecinales ante el abandono de los barrios a pesar de que Ferreiro los pretende amedrentar con amenazas de sanciones por denunciar el mal estado de sus calles.

Los vecinos exigen recuperar la Policía de Barrio porque su efecto disuasorio es una gran herramienta de prevención ante la oleada de incidentes en los últimos meses.

El PP preguntará a Ferreiro si tiene previsto atender la propuesta vecinal de la Falperra para poner a disposición de la Xunta la superficie adecuada para el centro de salud.



La portavoz del Grupo municipal Popular, Rosa Gallego, anunció que en las preguntas orales que formulará en el Pleno ordinario del 12 de septiembre preguntará a Ferreiro sobre las medidas para solucionar la suciedad general en los barrios, si tiene previsto hacer caso al clamor ciudadano para recuperar la Policía de Barrio y si va a atender la propuesta vecinal de la Falperra para poner a disposición de la Xunta la superficie adecuada que permita construir el centro de salud en Santa Lucía.

En la primera de las preguntas, el PP cuestionará a Ferreiro por las soluciones que tiene previstas ante la suciedad general denunciada por los vecinos reiteradamente. Las quejas vecinales por el abandono de los barrios es general a pesar de que Ferreiro les pretenda amedrentar con amenazas de sanciones por denunciar el mal estado de sus calles, tal y como refleja la Memoria de Gestión municipal, incorporada a la Cuenta General firmada por el propio Alcalde.

Por primera vez en la historia de la ciudad un Alcalde quiere denunciar a sus vecinos por quejarse de su nula gestión y desde luego el PP no consentirá que Ferreiro los coaccione mediante amenazas de sanciones económicas por denunciar las nefastas consecuencias de un gobierno que no vigila que las concesionarias cumplan contratos de millones de euros”, señaló la popular.

Ferreiro ha estado más centrado en las elecciones generales y ahora en las autonómicas, en hacerse fotos, en ir de viaje y en buscar la confrontación, que en gestionar y preocuparse por resolver los verdaderos problemas de los ciudadanos y quiere evitar que se quejen de esta nefasta gestión. “Todo esto se podía haber solucionado de manera rápida si la Marea hubiese recuperado el Plan RUA del PP, que abordaba labores de mantenimiento integral en los barrios para solucionar este tipo de situaciones, pero como es una actuación ideada por los populares, la Marea no quiere recuperarlo por sectarismo”.

POLICÍA DE BARRIO
El PP también pregunta sobre otra de las grandes preocupaciones coincidente en muchos barrios, como es la escasa presencia de la Policía Local en la calle y la supresión del dispositivo especial de control de ocio nocturno, que realizaba una labor preventiva y en estas zonas de jueves a sábado y desde cuya supresión han aumentado los sucesos violentos. Los vecinos reclaman que se recupere la Policía de Barrio porque su efecto disuasorio es una de las principales herramientas de prevención, ante la oleada de incidentes en zonas como A Silva, Palavea, Gaiteira, Agra del Orzán o Nuevos Juzgados.

Gallego considera que lo que está haciendo Ferreiro es un claro ejemplo de dejadez de funciones, “porque si dedica sólo a la alcaldía las horas que le quedan entre viajes y reuniones electorales, mucho menos tiempo dedica a las competencias de seguridad ciudadana cuando una ciudad como A Coruña necesita un concejal de seguridad a tiempo completo y no uno que le dedica menos de una hora a la semana”.

CENTRO DE SALUD
Por último, el PP pregunta a Ferreiro si tiene previsto atender la propuesta de la AAVV de la Falperra para poner a disposición de la Xunta la superficie adecuada que permita construir el centro de salud en Santa Lucía. El alcalde no ha respondido a las solicitudes de reunión de los representantes vecinales para trasladarle sus ideas y lo tuvieron que hacer directamente al conselleiro de Sanidade, ya que “la propuesta de que se ubique en cinco plantas estrechas en vertical en lugar de en una o dos amplias en horizontal no es más que otro intento de la Marea de bloquear una inversión de la Xunta en la ciudad con el único fin de obtener réditos electorales”.

Gallego recordó que no es el único ejemplo de los palos en la rueda de Ferreiro al gobierno autonómico. Lo mismo sucede con la Intermodal, con el Plan de Transporte Interurbano, con el Plan de Vivendas Baleiras o ahora con la pasarela sobre la Avenida de Arteixo a la altura de Agrela. “Cuando hubo elecciones generales, Ferreiro se dedicó a poner trabas a la ampliación de Alfonso Molina para luego rectificar y a la venta de los terrenos del puerto para financiar el puerto exterior y ahora hace lo mismo con la Xunta sólo por intereses electorales y perjudicando a los coruñeses. Desde el PP le exigimos que piense primero en la ciudad y luego en sus teimas personales”.


La realidad es que Ferreiro no gestiona, no escucha a los vecinos, pierde empleo, no paga a proveedores, no atiende a los barrios y no ejecuta el presupuesto. Es lo que sucede cuando el alcalde dedica más tiempo a viajar que a sus ciudadanos, a reuniones para las elecciones que a buscar soluciones para los problemas de los coruñeses, a dejar que sus concejales hagan currículum pagado con dinero de todos en lugar de atender y recibir a colectivos y asociaciones.

No hay comentarios: